viernes, 14 de marzo de 2014

BERONES ANTIGUA CULTURA DE UN PUEBLO


HISTORIA AL ALCANZE DE LA MANO

 
HORMILLEJA


Cuando hablamos de tribus y antiguos pueblos y culturas celtas, nuestra mente vuela hacía lugares del norte y centro de Europa, cargados de hermosas leyendas, antiguos mitos ocultos entre maravillosos bosques brumosos, probablemente de Irlanda o Escocia, y es que la cultura de los antiguos celtas tiene algo de especial, algo atrayente como un imán, algo que te cautiva de forma inevitable. Por suerte, muy cerca nuestro, incluso en la tierra de Los Vascos, encontramos antiguas tribus vinculadas a ésta enigmática cultura, que de alguna forma inexplicable nos atrapa en sus ancestrales ecos.


Pueblos celtiberos de origen prerromano, con una idiosincrasia propia, que con muchos matices, nos conecta con  la antigua y misteriosa cultura de los celtas. Uno de éstos pueblos eran los Berones.


Su origen se remonta a las Edades prehistóricas del Bronce y del Hierro, en las que fueron desarrollando una cultura primigenia propia de los pueblos íberos, a ellos se les fueron uniendo tribus procedentes de diversas migraciones europeas, con una cultura céltica.

Una de las hipótesis acerca de las migraciones que llegaron a tierras beronas, barajadas por los estudiosos, nos cuenta que dichos pueblos serían los Ilirios, etnia originaria de la zona de los Balcanes, concretamente de la zona Norte del Epiro, que se fueron extendiendo hacia el mar Báltico, Suiza, Polonia, Italia, Península Ibérica...; a éstos grupos se les añadirían otros pueblos celtas provenientes de la zona de Alemania y centroeuropa, así como de los denominados celtas belgas.

RIO TIRON, FRONTERA NATURAL DEL TERRITORIO BERON

Actualmente, tenemos al alcance de nuestra mano lugares concretos cargados de magia donde nuestros antepasados berones desarrollaron ésta hermosa cultura céltica, caminar por ellos o sentarse bajo un árbol sin prisa, es algo apasionante, sintiendo el peso de la historia a nuestro alrededor.

SIERRA DE LA DEMANDA
 
Los límites territoriales de los Berones, aún hoy no están totalmente claros, pero se puede concretar bastante la zona donde se asentó ésta mítica tribu. Su principal eje sería la depresión del Ebro, teniendo como límites el río Tirón, las sierras del sur de La Rioja, es decir, La Demanda y la Tierra de Cameros, el río Cidacos y la zona de la sierra de Cantabria, si bien, los especialistas no se ponen de acuerdo en cuanto al nivel de penetración de los límites territoriales berones en tierras de la actual Álava.
 

MONTE CANTABRIA, EN LOGROÑO


Parece ser que su principal urbe sería Varia, situada en el yacimiento de La Custodia, a escasa distancia de la localidad navarra de Viana, ésta urbe tendría un puerto fluvial en el Cerro de Cantabria, montaña que domina desde el norte la ciudad de Logroño. Hoy día la zona donde se ubica La Custodia, es una sucesión de campos de labranza, sin embrago, hay algo mágico cuando se pasea por esos terrenos de cereal, en silencio, escuchando, tal vez, el lejano legado de nuestro pasado.

VARIA
 
Acercarse a la localidad riojana de Hormilleja, nos da la posibilidad de "tocar" in situ uno de los cerros donde se ubicaba un castro beron, se trata del Cerro Molino, ubicado en las proximidades de la localidad riojana, se puede observar la estructura típica de éstos poblamientos, además guarda varios restos arquitectónicos y cerámicos.
  RESTOS EN EL CERRO MOLINO

En el propio pueblo, muy cerca del cerro, se encontró una estela con un bajorrelieve, de origen berón.

       HORMILLEJA ENTRE LOS ALMENDROS
 
                                                                      CERRO MOLINO  EN HORMILLEJA

Otras importantes ciudades beronas, serían Tritium Megalon, actual Tricio; Lybia, yacimiento en las cercanías de Herramélluri. También la localidad de Briones, cuya etimología deriva de la palabra celta "brigo", que significa ciudad.


                                                  MURALLAS DE BRIONES
 
Cerrando el territorio berón por el noroeste, se sitúa un paraje mágico, hermoso, lleno de encanto natural, encerrado entre un desfiladero horadado por el río Ebro, se trata de la antigua Bilibium, actual Conchas de Haro, un lugar donde pararse y dejarse llevar por ese río mágico mientras nos susurra al oído antiguas historias de nuestra tierra.


                                                               BILIBIUM

Otros hermosos castros son el alto de Castejón, en la localidad alavesa de Navaridas, o el monte San Quiléz, en las afueras de Baños de Ebro, también en Álava.

CASTRO DE CASTEJON EN NAVARIDAS


La sierra de Cantabria cerraría por el norte el territorio berón, pero no existe acuerdo de hasta donde llegaría dicho territorio hacía el Norte, de hecho, en la localidad alavesa de Marquínez, existe un misterioso bajorrelieve en la cueva de Santa Leocadia, situada en la parte trasera de la iglesia de la localidad. Se trata de varias figuras, una ecuestre y otras dos figuras, una de ellas pie que muestra a un fiel en actitud orante. La figura ecuestre se trataría de Epona, diosa celta de los caballos, la fertilidad y la naturaleza, de origen galo, lo que nos habla de la clara vinculación de las gentes de la zona con la cultura celta.

BAJORRELIEVE DE EPONA EN MARQUINEZ

Son muchos los pueblos celtiberos que poblaron la Península, los berones son uno de ellos, pero lo realmente importante, es que tenemos muy cerca una parte fundamental de nuestra historia, que tenemos la posibilidad de tocarla con los dedos, de caminarla, de conocerla y de mantenerla, de sentir nuestros orígenes y escuchar el ancestral susurro de nuestros antepasados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario